Síntesis
Principal Arriba Síntesis Texto Fotos

horizontal rule

PLAZA HAY UNA SOLA.

Espectáculo compuesto por 8 obras breves cuyo denominador común es la plaza.

1- Las ciudades son las plazas de los edificios.  (Monólogo)

Un pretencioso y solemne personaje pronuncia un discurso en homenaje al aniversario de la plaza. La pomposa oquedad de sus palabras, con las que se regodea, alude al vacío de todo discurso oficial.

A medida que el conferenciante habla, dos utileros lo van transformando en estatua rodeándolo de ángeles de yeso, placas, cordones, columnas y un pedestal. El mismo se va metamorfoseando en un hombre de mármol, perdiendo sus movimientos humanos. Esta inmovilidad que lo toma lo pone en pánico, pero ya es tarde: se convierte irremediablemente en una estatua. Un segundo orador viene a dar un discurso sobre él, diciendo las mismas palabras que él pronunció. A ese orador le sucede lo mismo: por la misma mecánica los utileros lo van transformando en una estatua. hasta que deviene estatua y un tercer orador viene a dar un discurso sobre él, diciendo las mismas palabras que él pronuncia. A ese orador le sucede lo mismo, etc. etc.

2- El globo azul.

Sentado tranquilamente en un banco de plaza, un joven saca de su bolsillo un globo y comienza a inflarlo. Este simple  hecho, que él realiza con inocente deleite, es advertido por dos mujeres que están sentadas en el banco de al lado y que ven en su acción una connotación obscena y pornográfica, generando entre ellas un cotilleo exasperado sobre el exhibicionismo, la provocación, la falta de vergüenza. Hablan en voz lo suficientemente alta como para que el joven las escuche y deje de inflar su globo. El no les hace caso y después de inflarlo lo acaricia, juega con él, se divierte. Las mujeres, indignadas, llaman al guardián de la plaza quien se acerca en nombre del orden instándolo a pinchar el globo. El muchacho se niega a someterse a esa acción represiva e intrusiva y entonces lo toman entre las mujeres, le colocan el globo en el pecho y con un cigarrillo encendido el guardia uniformado le revienta el globo.

3. Comunicación.

Cinco mujeres se juntan en la plaza a hablar. Cada una tiene un discurso propio que nada tiene que ver con el de sus compañeras. Hablan activamente como si realmente se comunicaran cuando en realidad  ni se escuchan ni son escuchadas por las demás aunque jamás lo advierten.

4. Del orden de las prensoras de la familia de las psitácidas.

Una pareja subida a un banco de la plaza practica en voz alta las instrucciones para volar que han comprado a un estafador. Realizan todo lo que dicen las instrucciones pero no vuelan. Mientras tanto un exótico ornitólogo que busca especies extrañas, los confunde con pájaros no clasificados y los envuelve en una red para cazarlos.

5. Alicia en el país.

Personajes: 2 – Alicia (50 años) y el periodista.

Una mujer sentada en un banco de plaza, revólver en mano, ha tomado la decisión de suicidarse. La ejecución del disparo en la sien le cuesta mucho. Trata de darse ánimo en la soledad del espacio apartado que ha elegido para ponerle fin a su vida. Antes de que se pegue el tiro, aparece un periodista que le ruega que le conceda una entrevista póstuma. El está seguro de que esa entrevista va a ser un éxito sensacionalista y la convence diciéndole que haga un último acto de bien. Ella acepta pero durante el reportaje empieza a revisar su decisión, a reengancharse con la vida y, finalmente, a arrepentirse de su planeado su suicidio. El periodista, entonces, advierte que va a perder el negocio que le implicaba esa muerte y la induce, melancolizándola sutil y despiadadamente, a pegarse el tiro.

Finalmente Alicia se suicida. El periodista chequea si ha salido bien la grabación y toma fotos de Alicia muerta en el suelo.

Este argumento fue reescrito varias veces por Diana Raznovich. Trasladado a formato para radio en Canadá y emitido en Toronto.  Ha sido publicado por Blizzard Publishing en Canadá bajo el título “That´s  extraordinary!”

Durante 1999, la autora desarrolló esta idea base para su obra Fast food a la velocidad de la muerte.

6. Porotita

En le plaza hay una estatua que recibe la constante visita de un enamorado eterno. El enamorado hace años que espera que “Porotita”-así la llama él en confianza, aunque sea en verdad una réplica de la Venus de Milo- abandone su marmórea indiferencia y decida dejar la plaza e irse con él. Como no lo logra opta por quedarse a dormir al lado de ella, cubrirla cuando llueve, hacerle masajes cuando hace frío y cantarle tangos para llorar su propio desengaño .

7. Los Reyes

Dos ancianos mendigos, marginales de la ciudad inapelable que los excluye, han decidido

vestirse de reyes. Se han autoproclamado reyes de la plaza y caminan con gesto palaciego por los caminos interiores del Jardín de su palacio. Cuando comen la basura que han logrado sacar de los tachos, la imaginan faisán. Sus harapos deshilachados son para ellos magníficas capas bordadas magistralmente. Ellos han logrado, con imaginación y amor, revertir el dolor en risa y su vida a la intemperie en Paraíso.

8. La rebelión de los padres

Esta obra breve muestra un grupo de hijos adultos llevando a sus ancianos padres a jugar a la plaza. Los padres se comportan como niños terribles y son constantemente reprendidos, puestos en penitencia, castigados por sus hijos. Esta inversión de roles resulta un juego paradojal lleno de situaciones que nos permiten reflexionar acerca de la función de reprimir y castigar.

horizontal rule

E-mail: dianaraz@argentores.org.ar                                                                                                                                    Espacio cedido por ARGENTORES