Diario Clarín
Principal Arriba Sobre San Martín Diario Clarín Curriculum Comentarios

horizontal rule

Clarín Digital

Tapa | Todos los títulos | Política | Economía | Opinión | Internacionales | Sociedad | Deportes | Espectáculos | Ultimo Momento | Claringrilla | Humor | Tapa papelClasificados | Zona | Cultura y Nación | Económico | Rural | Informática 2.0 | Sí | EspecialesChat | Foros de discusión | Correo de lectores | Ayudabuscador.clarín | Diario Olé | Frecuencia Web | Internet Surf | Infourbana | El Club | BBC | Folha De S. Pablo | Ciudad InternetEscríbanosAyuda - Preguntas frecuentes
Zona
Ediciones anteriores
Búsqueda avanzada

  Tapa suplemento



  El séptimo día



Domingo 16 de julio de 2000

OPINION

El niño de las Misiones

AGUSTIN PEREZ PARDELLA


MAS INFORMACION
El libro de Joaquina

Un plebeyo iluminista


NOTA PRINCIPAL
Debates sobre el origen de San Martín

Nuestra Señora de los Reyes Magos de Yapeyú constituye para la corona española una de las regiones más conflictuadas de las misiones jesuíticas; en esa zona debe darse cabal cumplimiento a lo ordenado por el ignorante y estúpido transigente rey español Carlos III, al responder a los intereses portugueses que desde el Vaticano representaban el poderoso marqués de Bombal y el cardenal Saldaña: concluir con la expulsión de los jesuitas y defender la región -esto lo agregó el gobernador de Buenos Aires Juan José Vértiz- de los bandeirantes paulistas cazadores de esclavos guaraníes y de algunos funcionarios españoles destacados en Asunción. Los asesores de Vértiz decidieron que para lograr el cumplimiento de tan difícil misión el candidato debía reunir ciertas condiciones que no figuraban en las exigencias del Reglamento Militar: probadas condiciones de fortaleza física y espiritual, solidez cultural y social de una fami lia formada para ofrecer un ejemplo a la nueva comunidad que dependería de su autoridad. Una vez analizadas las historias de los candidatos, la responsabilidad fue adjudicada a don Juan de San Martín y Gómez. Reunía todas las condiciones: salud, honor militar, familia ejemplar y una virtud adicional: doña Gregoria Matorras estaba embarazada.

A doña Gregoria no le sentaba el clima del lugar, pero su avanzado embarazo y la atención de las indias que corrían todo el día detrás de las comadronas españolas, la colmaron de tranquilidad y cariño hasta que nació Justo Rufino, el tercer varón. Antes de cumplirse el cuarto año en Yapeyú, las nativas que ayudaban al cuidado de los hijos del gobernador, y muy especialmente la india Juana Crisataldo, advirtieron que "la panza de la señora anuncia felicidad". Durante el embarazo, mamá Gregoria se vio obligada a defenderse de las caricias y de las bendiciones orales y materiales que los agradecidos vecinos le prodigaban a cada paseo que realizaba muy oronda con su panza y de la mano de su prole, de la casa a la iglesia y de la iglesia a su casa. El 25 de febrero de 1778 mamá Gregoria dio a luz a su quinto hijo. El dominico Francisco de la Pera fue responsable de la inscripción de rigor. El día del bautismo de José Francisco, los 8.000 habitantes de Yapeyú: indios, mestizos y españoles, testigos del embarazo y el parto, festejaron el acontecimiento como si se tratara de una fiesta religiosa. En 1803, mamá Gregoria Matorras nombró en su testamento: "Mis únicos y universales herederos", a "mis cinco hijos legítimos".

Miembro del Instituto Nacional Sanmartiniano. Autor de San Martín, el Libertador cabalga.




© Copyright 1996-2000 Clarín digital
All rights reserved

 
Volver arriba

horizontal rule

E-mail: appardella@argentores.org.ar                                                                                                 Espacio cedido por ARGENTORES