Texto
Principal Arriba Síntesis Texto

horizontal rule

De la cintura para abajo 

de Diana Raznovich

“De la cintura para abajo” está dedicada a Diana Taylor, que hizo posible que esta idea fuera algo más parecido a una obra de teatro. Celebrando nuestra amistad y con todo mi agradecimiento.

Diana Raznovich.

New York. Octubre. 1999.

Personajes:

bullet

ELEONORA:   36 años. Bella y fogosa.

bullet

ANTONIO:        40 años. Un hombre agradable y algo formal. (Marido de Eleonora)

bullet

PAULINA:        60 años. Enérgica y brillante. (Madre de Antonio)

bullet

TRONCOSO40 años Sexólogo: Ex torturador. Fornido fisiculturista. 

bullet

FOTOGRAFO:25 años. Norteamericano. Trabaja para una revista de gran circulación mundial. 

PRIMER ACTO:

SON LAS TRES  DE LA MADRUGADA DE UN VIERNES DE MAYO EN BUENOS AIRES. ELEONORA Y ANTONIO ESTAN INSTALADOS EN SU CAMA MATRIMONIAL. ELLA, CON UN PRECIOSO CAMISON NUEVO, SENTADA, MIRA PATETICAMENTE  EL VACIO.  EL  DUERME PROFUNDAMENTE. COMO EN UNA ESPECIE DE DUETO MUSICAL ELLA CADA TANTO SUSPIRA, Y EL RONCA. LA LUZ DEL VELADOR DE ELEONORA PERMANECE ENCENDIDA. EN CAMBIO ANTONIO HA APAGADO SU VELADOR. EL SONIDO SE EXPANDE Y LLENA EL ESPACIO, MAS ALLA DE ELLOS, A MODO DE PARTITURA DEL HASTIO QUE LOS UNE.

ELEONORA: No ronques, Antonio. (LO MIRA TRISTEMENTE. A PUNTO DE LLORAR)

ANTONIO: (INMOVIL. DURMIENDO. HABLA EN SUEÑOS) No ronco.

ELEONORA: (ESPERA UNOS INSTANTES EN LOS QUE SE SIGUEN COMBINANDO EN EL ESPESO SILENCIO DE LA NOCHE SUS SUSPIROS CON LOS RONQUIDOS DE ANTONIO). Estás roncando!

(EL NO RESPONDE. SIGUE RONCANDO. ENTONCES ELLA DECIDE PASAR  A LA ACCION. LE CAMBIA BRUSCAMENTE LA POSICION DE LA CABEZA PARA QUE DEJE DE RONCAR. ESTO PRODUCE UN EFECTO MOMENTANEO. ELLA SE SIENTE SATISFECHA DE SU OBRA, PERO A LOS POCOS INSTANTES EL VUELVE A RONCAR. ESTA VEZ MAS FUERTE Y CON DOS SONIDOS COMBINADOS A LOS QUE ELLA RESPONDE CON UN SUSPIRO QUE A ESTA ALTURA SE HA TRANSFORMADO EN UNA  SUERTE DE CHILLIDO AGUDO. POR LO TANTO LA COMBINACION SONORA ES: DOS RONQUIDOS, UN CHILLIDO.  DOS RONQUIDOS, UN CHILLIDO, (etc).

EN MEDIO DE ESTE “CONCIERTO DE CAMARA” ELLA DESOLADAMENTE ABRE EL CAJON DE SU MESA DE NOCHE Y EXTRAE UN ENORME PAQUETE DE GALLETITAS DULCES. LO ABRE HACIENDO CON EL PAPEL UN RUIDO MAS QUE INTENCIONAL Y, CUANDO COMPRENDE QUE CON  ESO NO LOGRA DESPERTAR A ANTONIO, GRITA:

ELEONORA: Te informo que seguís roncando.

ANTONIO: No son ronquidos, Eleonora. (SIGUE RONCANDO EN DOBLETE. ELLA EMITE UN CHILLIDO DESESPERADO Y DESAFINADO)

ELEONORA:  Son los ronquidos de siempre, ¡¡los de todas las noches.!! ¿Cómo me vas a discutir eso? Son los gloriosos ronquidos con los que me he casado.

(COME GALLETITAS VORAZMENTE. EL RONCA. ELLA CHILLA. EL CHILLIDO ES TAN AGUDO QUE LO DESPIERTA LEVEMENTE Y HABLA DE NUEVO, SIN ABRIR LOS OJOS.)

ANTONIO: (DULCE Y PACIENTE) Mi amorcito,  nunca ronqué.

ELEONORA COME GALLETITAS A UN RITMO Y A UNA VELOCIDAD QUE SUPERAN SU PROPIA POSIBILIDAD DE TRAGARLAS, POR LO QUE, PASADOS UNOS INSTANTES, TIENE LA BOCA REPLETA DE GALLETITAS Y ESTA A PUNTO DE AHOGARSE. CON LA BOCA LLENA Y EN EXPLOSION, DESOLADA, LLORANDO AL MISMO TIEMPO, DICE:

ELEONORA: ¿Cómo  que nunca roncaste? ¿Y esto, qué es Antonio? (CADA VEZ MAS FUERTE, DESPARRAMANDO POLVO DE GALLETITAS NO TRAGADAS SOBRE LA CAMA)

ANTONIO: Son los sonidos de mi alma. (ESTA FRASE PROPIA LO CONMUEVE HASTA TAL PUNTO QUE SE SIENTA. ABRE MANSAMENTE LOS OJOS Y LA VE A ELEONORA AHOGADA, LLORANDO, DESENCAJADA)

ELEONORA: ¿No le podrías pedir a tu alma que suene más armoniosa?

ANTONIO:   (COMPLACIENTE, ACEPTA) Voy a intentarlo. (SE ACUESTA, ELLA MIRA ATONITA COMO EL SE DUERME Y SIGUE AL RATO RONCANDO)

ELEONORA: (GRITA DESAFORADAMENTE) Seguís roncando!!!

ANTONIO :  (SE SIENTA. CALMO. ABRE LOS OJOS. HABLA NATURALMENTE) Querida, me vas a despertar y es una pena, estoy soñando un sueño precioso.

ELEONORA: Contáme.

ANTONIO: Mañana. No puedo soñar y contarte al mismo tiempo.

ELEONORA: (IMPLACABLE) Contáme  Antonio.

ANTONIO: (SE DISPONE A CONTAR, SIMPRE AGRADABLE)  Empezaba  a ponerse interesante. Déjame averiguar cómo sigue.

ELEONORA: Contáme, (COME GALLETITAS NERVIOSA)

ANTONIO:  (MANSO. APACIBLE. ROMANTICO) Era un sueño fantástico: transcurría en el sector de Títulos Públicos donde en una mesa flotante estaba sentado un hombre de cabellera blanca llamado Circulación Monetaria. Yo, acompañado de dos empleados chuecos, entraba.

ELEONORA: ¿Adónde entrabas, querido?

ANTONIO: (ILUSIONADO, EVOCANDO) Entraba a una tarima repleta de anaqueles ajustables por Indices Combinados, y los transfería a una Tasa Regulada Libre. (PAUSA. ENFATICAMENTE) Libre, Eleonora. Libre!!!

ELEONORA: ¿Quién estaba libre, Antonio? (INTERESADA)

ANTONIO: (LOGICAMENTE) La Tasa Regulada.

ELLA MASTICA Y TRAGA Y LO MIRA COMO TRATANDO DE ENTENDER UNA PROFUNDIDAD QUE SE LE ESCAPA. HAY UNA SERIEDAD INMENSA ENTRE AMBOS, COMO SI REALMENTE HABLARAN DE TEMAS TRASCENDENTALES.

ELEONORA: ¿Y entonces?

ANTONIO: Entonces salían otros dos empleados.

ELEONORA: ¿Chuecos?

ANTONIO: Mancos. (PAUSA) Me dí cuenta de que esperaban una definición de mi parte. Algo así como una pregunta. No era fácil, porque vos, en  mi caso, qué les hubieras preguntado?

ELEONORA: El nombre.

ANTONIO: Lo soñé, pero no era una pregunta adecuada.

ELEONORA: ¿Y qué les preguntaste?

ANTONIO: (LIRICAMENTE) ¿Transferibles o Intransferibles? Y ellos, a dúo, pero con voces bien diferenciadas (GRITA) me contestaban: Intransferibles Ajustables a Mediano Plazo. Y ahí yo lo veía todo muy claro.

ELEONORA: ¿Qué veías muy claro?

ANTONIO: No sé. Porque me despertaste.

ELEONORA: (A PUNTO DE LLORAR DE NUEVO)  ¿Querés una galletita?

ANTONIO: ¿Cómo podes meter una simple galletita en el medio, cuando has interrumpido los sonidos de mi alma? Al menos, deberías disculparte. ¿Vos te das cuenta  de lo que has quebrado?

ELEONORA: ¿Y vos te das cuenta de que tengo un camisón nuevo, Antonio?

ANTONIO: No me parece tan importante.

ELEONORA: Mirálo. Lo compré especialmente para tu mirada.

ANTONIO MIRA EL CAMISON. NO LE ENCUENTRA NADA QUE LE LLAME ESPECIALMENTE LA ATENCION.

ANTONIO: ¿Te salió muy caro?

ELEONORA: Carísimo. Cada vez estoy comprando camisones más caros. Y vos nada.

ANTONIO: Intentá comprar de los más baratos. A lo mejor surten efecto. Tal vez a mí con lo caro no me pase nada.

ELEONORA: (DECIDIDA) Antonio, vos y yo tenemos que hablar.de “algo”

ANTONIO: Estamos hablando de “algo”

ELEONORA: Yo me refiero a un tema especial, mi vida. (LE DA UNA GALLETITA A ANTONIO. EL SE LA DEVUELVE. ELLA LA COME).

ANTONIO: Pero, si no te importa, en vez de hablar prefiero seguir soñando. Estoy muy intrigado con el  argumento. Un sueño así no se te da todas las noches.

ELEONORA: En cambio yo sí. Yo soy algo que se te da todas las noches.

ANTONIO: Vos sos mi esposa.

ELEONORA: Lo decís como si dijeras “vos sos mi inyección”

ANTONIO: Las inyecciones duelen, vos no.

ELEONORA: Ni siquiera te duelo!!

(ELEONORA LE METE  OTRA GALLETITA EN LA BOCA A ANTONIO. CASI A PRESION. EL, CON TONO AMABLE, LA TRAGA Y DICE:)

ANTONIO:   Si no te molesta, querida, voy a volver a internarme en el sector de Títulos Públicos. (SE DA VUELTA Y SE DUERME.)

AL RATO, ANTONIO COMIENZA A RONCAR EN DOBLETE Y ELLA A SUSPIRAR. FINALMENTE ELLA SALTA DE LA CAMA. SE PASEA NERVIOSA POR EL CUARTO. COME GALLETITAS COMO UNA LEONA ENJAULADA QUE BUSCA DESESPERADA UNA SALIDA.

ELEONORA: (ESTALLA) No te das cuenta de que se nos van las noches y las noches en blanco? No te das cuenta de que en esta habitación nunca pasa nada?. (LO SACUDE) Antonio: ¿cuánto estimás vos que hace que no pasa nada?

ANTONIO: (SE PARA EN LA CAMA EN DEFENSA PROPIA) Bueno, para el cumpleaños de mamá hicimos el amor. ¿O no te acordás?

ELEONORA: ¡Hace once meses!

ANTONIO: Y bueno, mamá cumple años dentro de un mes. Así que te podés ir preparando…!!

ELEONORA: Querido, yo tengo 37 años. Y vos 40. A un promedio de una vez por año… dentro de 20 años, cuando yo tenga 57 y vos 60 vamos a haber hecho el amor solamente 20 veces más.

ANTONIO: Es un hermoso porvenir  asegurado. No seremos unos desaforados, pero tampoco nos privamos de nada. (SE SIENTE FRANCAMENTE CONFORME CON LA PERSPECTIVA).

ELEONORA: (FURIOSA, DESENCAJADA, CAMINA) ¿ No nos privamos de nada? (PAUSA DESEPERANZADA) ¿Qué va a pasar, además, cuando tu mamá se muera?

ANTONIO: (MUY SUPERSTICIOSO) Cómo se te ocurre decir eso? (LE DA UN SHOCK EMOCIONAL) Ya la querés matar a mí mamá (AHORA EL SALE DE LA CAMA) Mi madre!  Esa mujer tan bondadosa como apacible,  tan cautivante como encantadora!  ¿Qué tenés contra ella? ¿Qué oscuros sentimientos encubren tus maléficas palabras? (VUELVE A LA CAMA. SE TAPA) Para eso me sacás abruptamente del sector de Títulos Públicos? (ESTA FRANCAMENTE DESESPERADO) ¿Qué va a pasar cuando mi mamá se muera?

(ABRE PATETICAMENTE LOS BRAZOS HACIA EL TECHO) ¿Por qué ella me pone ante ese cruel Instante Supremo en el que Tú, Señor, me la arrebates? (SE ARRODILLA EN LA CAMA. ELEONORA LO MIRA SENTADA EN UNA BUTAQUITA) ¿Por qué, a esta hora de la madrugada, mencionar  la desaparición física de una mujer briosa que duerme sacrosantamente en su casa y en su cama solitaria? ¿En qué basa esta señora mía, sus especulaciones sexuales?

ELEONORA: (AHORA ES ELLA LA QUE GUARDA UNA CIERTA CALMA) Es que, mi vida, si nosotros hacemos el amor  siempre para el cumpleaños de tu mamá, no es inadecuado preguntarnos qué va a pasar cuando tu mamá se muera.

ANTONIO: ¡Otra vez o llamando a la Muerte!

ELEONORA: Yo no llamo a la Muerte, Antonio, yo llamo al Amor (GRITA) ¡Yo quiero hacer el Amor!!!

ANTONIO: (EN PANICO) ¿Ahora?

ELEONORA DISPUESTA SE QUITA A GRAN VELOCIDAD LA BATA Y EL CAMISON Y QUEDA DESNUDA DE ESPALDAS AL PUBLICO Y DE ENFRENTE A SU MARIDO.

ELEONORA: ¿Claro, por qué? Ahora.

ANTONIO: (SE TAPA LA CABEZA CON LA ALMOHADA PARA NO VERLA) ¡Depravada!

ELEONORA: ¿Por qué? (SIGUE PARADA FRENTE A EL)

ANTONIO: (LA ESPIA. COMPRUEBA QUE SIGUE DESNUDA Y VUELVE A TAPARSE LA CARA CON LA ALMOHADA. DESPUES BAJA LA ALMOHADA Y DICE CON CALMA) Porque hoy no es el cumpleaños de mi mamá.

ELEONORA: (INMOVIL Y DESNUDA) ¿ No podemos romper con esa Tradición Imaginaria que nos has impuesto desde que nos casamos?

ANTONIO: ¿Tradición Imaginaria? ¿Mi madre? Ah, no. Esto no voy a permitirlo!!!¡Al menos, ponéte las vestiduras para nombrarla!!

ELEONORA SE PONE EL CAMISON, LA BATA, UNA GORRA, UN PAR DE BOTAS, UNA BUFANDA, GUANTES.

ELEONORA: ¿Y bien: ahora puedo nombrar a tu madre?

EL LA MIRA SIN CONTESTARLE Y, TOMANDO EL TELEFONO, MARCA EL NUMERO DE SU MADRE.

ANTONIO: Hola mamá, soy yo. (PAUSA) Quería… quería saber cómo te sentís...

Me imagino que durmiendo, pero… físicamente digo…¿No tenés ningún síntoma que preanuncie una descompensación física? ¿Náuseas? ¿Jaquecas? ¿Taquicardia? (PAUSA, COMPRENDE)  Sueño, solamente sueño. ¿Y es un sueño anormal? ¿O es un adormecimiento letal? (PAUSA) ¡No te duermas mamá, contéstame!

ELEONORA: (LE ARREBATA EL TELEFONO) ¿Hola, Paulina? (ALELADA). Ronca, ronca igual que vos.

SE QUEDA CON EL TUBO PEGADO. DEL TUBO SE OYEN DOS RONQUIDOS COMPASADOS QUE ELLA RESPONDE CON UN CHILLIDO. ESTO SE REPITE DOS VECES HASTA QUE ANTONIO LE QUITA EL TELEFONO A SU MUJER Y GRITA:

ANTONIO: Mamá: perdóname  pero necesito saber exactamente con qué estás soñando. ¡Sí, que me lo cuentes! (ESCUCHA, ASIENTE. CUELGA CON ROSTRO LIVIDO) Ella también, claro. Ella también estaba soñando que entraba al sector de Títulos Públicos donde, en una mesa flotante, estaba sentado un hombre de cabellera blanca, llamado Circulación Monetaria.

ELEONORA: (SE ANGUSTIA. SE ABRIGA MÁS. PUEDE PONERSE UN TAPADO) No puede ser.

ANTONIO: Es todo demasiado coincidente!. Hemos tenido el mismo sueño durante la misma noche. . Algo se ha roto en nuestras mentes. ¿Y todo por qué? Porque vos llamaste Tradición Imaginaria a lo más sagrado, y convocaste insensatamente a la Muerte de mi Madre.

ELEONORA: Yo no quería convocar a la Muerte de tu Madre, sino a tu amor.

ANTONIO: Vení, acostáte.

ELEONORA SE METE EN LA CAMA CON TODA LA ROPA PUESTA INCLUIDAS LAS BOTAS.

ELEONORA: Tengo miedo.

ANTONIO: (EN PANICO) No hay de qué preocuparse.

ELEONORA: (TEMBLANDO) Nadie sueña lo mismo.

ANTONIO: ¿Cómo sabés, Eleonora? No podemos llamar por teléfono a todas las personas para preguntarle qué están soñando.

ELEONORA: Hagamos la prueba. Dormíte y soñá otra cosa.

ANTONIO: Comé galletitas. Eso me adormece. Me calma

ELLA COME GALLETITAS OSTENTOSAMENTE, COSA QUE PRODUCE EL EFECTO DESEADO. MIRA A ANTONIO QUE SE DUERME Y RONCA.  SE PRODUCE ENTONCES EL DUETO: DOS RONQUIDOS Y UN CHILLIDO DE ELEONORA. DOS RONQUIDOS Y CHILLIDO DE ELEONORA. HASTA QUE ELLA

LO DESPIERTA.

ELEONORA: (LO SACUDE) (EL SE DESPIERTA) ¿Con qué estabas soñando?

ANTONIO: (SEGURO DE LO QUE ACABA DE SOÑAR) La sala de primeros auxilios de un vetusto Hospital del Norte.

ELEONORA: ¿De qué Norte? ¡Hay tantos Nortes!

ANTONIO: En mi sueño había uno sólo. Entraba  una población desesperanzada de ollas populares, me pedía arroz blanco. Yo solamente tenía arroz integral. La mujer del frasquito en la mano derramaba su contenido que, de inmediato, se transformaba en una revista de gran tirada.

ELEONORA: ¿Qué más?

ANTONIO: Yo preguntaba por vos. Pero la mujer del frasquito y la población de las ollas populares se retiraban. Quedaba una silla azul, destartalada, sobre  un mar de cenizas disipada. Y una humedad sutil impregnando veinte minutos de suspenso. Ahora llamála y pregúntale con qué está soñando. Este sueño es bien difícil.

ELEONORA, DECIDIDAMENTE, MARCA EL NUMERO DE SU SUEGRA.

ELEONORA: Perdone Paulina que la molestemos tanto esta noche, pero en este momento… usted… con qué estaba soñando (PAUSA) No importa que sea largo. La escucho. (ESCUCHA).REPITE EN VOZ ALTA LO QUE LE VA DICIENDO PAULINA) La sala de primeros auxilios de un vetusto Hospital del Norte. Entraba una población desesperanzada de ollas populares que. (CUELGA ASUSTADÍSIMA. SE PERSIGNA). ¡Y no me vas a decir que el cincuenta por ciento de la población mundial está teniendo ese mismo sueño es este momento.!

ANTONIO: (EN PANICO) Algo muy grave está por pasanos. (MARCA EL TELEFONO DE SU MADRE) Vení, mamá  (CUELGA)

LA ENTRADA DE PAULINA, LA MADRE DE ANTONIO SE PRODUCE EN EL MISMO INSTANTE. ESTA VESTIDA, ARREGLADA, MAQUILLADA. SEDUCTORA Y RADIANTE, LO CUAL RESULTA INSOLITO PORQUE, HASTA HACE UN  SEGUNDO, DORMIA EN SU CASA.

PAULINA: Sí, querido. ¿Qué necesitás?

ELEONORA: (IMPACTADISIMA, ATONITA) ¿Pero… cómo… cómo pudo?

ANTONIO: Mamá… qué suerte que estás aquí… (LE ABRE SUS BRAZOS EN LOS QUE PAULINA SE SUMERGE)

PAULINA: (LLENÁNDOLO DE BESOS) Hijo, hijito… qué te sucede? ¿Quién te hace daño?

ELEONORA: ¿Pero cómo… cómo puedo llegar tan rápido?

PAULINA: Soy la madre .

ELEONORA: Es la madre, pero vive a diez cuadras. Y estaba durmiendo en su cama y ni bien él le dijo vení, estuvo aquí…

PAULINA: (LA MIRA A ELEONORA CON PACIENCIA) ¿Y qué te sorprende de todo eso, Eleonora?

ELEONORA:  Me sorprende el tiempo… la velocidad…

PAULINA: ¿Pero vos qué pretendés?¿Un tiempo realista?¿ No te das cuenta que entre esta madre y este hijo el realismo no existe?

ELEONORA: ¿No?

PAULINA: De ninguna manera. Nunca hemos cultivado el realismo en este vínculo.

ELEONORA: Sí, pero hay un tiempo real entre su casa y mi casa, señora.

PAULINA: Ya ves que no. Que no lo hay ¿Einstein pensó en nosotros al hablar de la curvatura del espacio?

(DESPECTIVA CON SU NUERA) No nos hablés del tiempo, Eleonora. Es una convención como cualquier otra. Lo mismo que el espacio.

ELEONORA: Pero lo real es que usted tuvo que salir de la cama, sacarse el camisón, vestirse, maquillarse, salir a la calle y trasladarse diez cuadras. Eso es una distancia real y un tiempo palpable.

PAULINA: Pero entre mi corazón el de mi hijo esa distancia real y ese tiempo palpable, no son nada.

ANTONIO: ¡Qué bien habla mi madre! ¡Una gran oradora!!

PAULINA: Siempre lo supe, pero preferí escribir best- sellers. Se gana más dinero que con la oratoria.

ANTONIO: (LA ABRAZA) Mamá… no quiero que te mueras… los lectores de best- sellers te necesitan tanto!!!

PAULINA: ¡Pero qué ocurrencia! ¿Cómo me voy a morir justo ahora que mi último libro se está vendiendo tanto?

ANTONIO: Bueno, mamá, el dinero no es todo.

PAULINA: (ATONITA) ¿No? ¡Si un fabricante de camisas  opina que el dinero no es todo, es porque en esta casa debe estar pasando algo grave!

ELEONORA: Simplemente Antonio entró en pánico. Por eso la sacamos de la cama.

ANTONIO: ¿Te sentís claramente sana, mamá? (NO LE DA TIEMPO A RESPONDER) ¿Hacés tu gimnasia diaria? ¿Cumplimentás tu dieta adecuadamente? ¿Orinás de color claro? ¿Cuánto hace que no te hacés un electrocardiograma? ¿Cuánto hace que no chequeás el funcionamiento de tu vesícula? ¿Y el lumbago? ¿Y la artritis? ¿Y la arterioesclerosis? ¿No padecés de un reuma inconfesado?¿ Asma tardío?¿No me ocultás una neumonía de pecho?

PAULINA: (TAMBALEA) Estoy empezando a sentirme mal. Yo estaba perfectamente sana hasta hace pocos segundos!! Ahora me ha empezado a doler el hombro izquierdo.

ELEONORA:  Por favor Paulina, no nos deje. No nos prive, por lo menos, de su cumpleaños.

PAULINA: ¿Mi cumpleaños?

ELEONORA: En esta casa sus cumpleaños son la columna vertebral del erotismo.

PAULINA: Ahora también me duele el hombro derecho.

ANTONIO: Está mal, está mal. Se le nota en la dilatación de las pupilas (LE HACE UN FONDO DE OJOS A SU MADRE) Veo un punto amarillo. (ENFRENTA A ELEONORA CON SU MADRE EN BRAZOS)

ELEONORA: No abandone este mundo Paulina. Si usted no cumpliera años, en este cuarto nunca pasaría nada.

PAULINA: ¿Cómo, nada?

ELEONORA: Solamente sucede algo entre Antonio y yo, el día de su cumpleaños.

PAULINA: (ENCANTADA BESA A SU HIJO) Pero… ¿yo te motivo tanto?

ANTONIO CONFIRMA LA SOSTIENE ENSUS BRAZOS.

ANTONIO:  Madre: es un modesto homenaje que te rindo cada año.

PAULINA: (UN POCO PREOCUPADA) ¿Y el resto del año?

ELEONORA: Nada.

SUSPENSO. ANTONIO MIRA A SU MADRE. ELLA LO MIRA DESENCANTADA.

PAULINA: ¿Y vos me preguntabas a mí si yo estaba enferma? Bájame, Antonio. Prefiero la tierra firme.

ANTONIO LA BAJA.

PAULINA: ¿Se alimenta correctamente este muchacho?

ELEONORA: Come como un caballo.

PAULINA: (A ELEONORA) ¿Y vos, sos agradable con él?

ANTONIO: Para nada.

ELEONORA: Encantadora. Me compro un camisón nuevo todos los días. En veinte años de casados, calculando que cometí la horrible locura de casarme a los diecisiete, a trescientos sesenta y cinco camisones por año, usted calculará mi esfuerzo  por gustarle!!! (ELEONORA ABRE EL PLACARD Y EMPIEZA A SACAR VIOLENTAMENTE CENTENARES DE CAMISONES QUE DESPARRAMA POR LA CAMA Y DEJA CAER SOBRE ANTONIO Y SOBRE SU MADRE Y SOBRE SI MISMA. Como verá, camisones para sacar no nos han faltado.

PAULINA: Pero hija, evidentemente sus temas eróticos no venían por el lado de los camisones.

ELEONORA: El me decía lo contrario.

ANTONIO: A mí los camisones me gustan. Me hacen soñar frondoso. (SE PONE UNO)

LOS TRES ESTAN ENMARAÑADOS ENTRE CAMISONES. PAULINA ENCUENTRA INTERESANTE LO QUE DICE SU HIJO.

PAULINA: Es cierto. Entre tantos camisones se puede soñar frondoso…(SE QUITA LA ROPA. Y SE PONE VELOZMENTE UN CAMISÓN  TRANSPARENTE) Si no les importa, a mí me encanta soñar frondoso. (SE METE EN LA CAMA MATRIMONIAL. EN EL MEDIO)

ELEONORA MIRA AZORADA LA ESCENA. SALTA DE LA CAMA. ELLOS ESTAN ABRAZADOS.

ELEONORA: Aquí el problema no sos vos, Antonio, ni mucho menos tu mamá. (INTENTA AHORCARSE CON UN CAMISÓN) Aquí el problema soy yo. Ustedes son felices y yo perturbo esa felicidad. (NO LA ESCUCHAN) Les anuncio que he decidido dejarlos en paz. (CORTA TIRAS DE CAMISONES Y TRATA DE AHORCARSE)

Les anuncio que la intrusa de esta historia ha decidido eliminarse. (SUS INTENTOS SON ABSURDOS Y FALTOS DE TODA CONVICCIÓN. LO HACE PARA LLAMAR LA ATENCIÓN. FINALMENTE LO LOGRA)

PAULINA: No, Eleonora. Sin vos no hay escena. Sos imprescindible. Dejá el suicidio y vení a la cama.

ELEONORA : Me niego.

ANTONIO: (LA VA A BUSCAR) Las necesito a las dos. (SE METEN LOS TRES EN LA CAMA)

PAULINA: Esto sí que es para un Best-seller! Se agotaría el primer día! Yo sé lo que te digo! Conozco a mis lectores, hemos logrado una escena sin nivel simbólico. ¡Y mis lectores odian el nivel simbólico! Les gusta la cosa desfachatada.  La mujer a la izquierda, el marido a la derecha y la madre, como una diosa, en el centro de la cama.

ANTONIO: Falta poco para tu cumpleaños, mami. Tus cumpleaños son la fiestas sagradas que transformamos en profanas.

PAULINA: ¡Qué bien habla mi hijo!  Eso también voy a anotarlo para mi próximo best seller. (SACA SU LIBRETITA Y ANOTA). Tengo el argumento completo, termina con mi muerte.

ELEONORA: No señora. Termina con mi muerte.

ANTONIO: ¿Ves? Está decidida!! Quiere alguna muerte. Bien, de tener que elegir... que muera mi esposa. (LEVANTA A SU MADRE) Puedo volver a casarme pero no puedo volver a tener madre .

PAULINA: Qué fuerza tiene Antonio… ¿Lo notaste?

ANTONIO SE PASEA COMO UN HEROE. ELEONORA LOS MIRA RESIGNADA. PAULINA, DESDE ESE LUGAR DE HEROÍNA RESCATADA DE LA MUERTE, DICE:

PAULINA: Así que solamente… hacen el amor el día de mi cumpleaños.

ELEONORA: ¡Es el único pensamiento que lo estimula!

PAULINA: Bueno… es un gran homenaje… (COQUETA Y ORGULLOSA) Con razón salió tan parecido a mí (SE RIE. A ELEONORA NO LE HACE LA MENOR GRACIA. PAULINA ENTONCES SE PONE SERIA TAMBIEN)

ELEONORA: (PERSIGUE A LOS DOS POR LA HABITACION) Como comprenderá, Paulina, esta situación no da para más.

PAULINA: Es una lástima.

ANTONIO LA BAJA Y VUELVE A LA CAMA Y SE TAPA CON LAS FRAZADAS COMO SI NO QUISIERA OIR. ELEONORA VUELVE A LA CAMA. DESPUÉS DE UNA PAUSA PAULINA VUELVE A LA CAMA Y SE REINSTALA EN MEDIO DE LOS DOS, OBLIGANDO A AMBOS QUE SE DESPLACEN. ELEONORA Y PAULINA  ESTAN POR ENCIMA DE  LA MANTA Y ANTONIO DEBAJO Y EN EL CENTRO. DESPUÉS DE UNA PAUSA ELLAS DOS TAMBIEN SE TAPAN AUNQUE NO SE CUBREN LA CABEZA COMO LA TIENE CUBIERTA ANTONIO.

ELEONORA: En esta cama  las noches son muy largas. Y el año tiene 365 noches. O sea que me quedan 364 noches en blanco.

PAULINA: Yo voy a salvarlos.

ELEONORA: ¿Cómo?

PAULINA: Ha llegado la hora de revelarle a Antonio la verdad.

ANTONIO SE TAPA MAS.  SE CORRE COMO UN BULTO HACIA LOS PIES DE LA CAMA

ELEONORA: ¿Qué verdad, señora?

PAULINA: Yo a Antonio lo eduqué en el más estricto sistema represivo. Cuando mi marido murió, juré no hablarle de sexo a Antonio hasta los cuarenta años.  Le habrá faltado un padre, pero nunca le faltó una cachetada.

EL BULTO QUE CONFIGURA ANTONIO SE AGITA ASUSTADO.

ELEONORA: Bueno, Antonio ya tiene cuarenta años.

PAULINA: Por eso… creo que es mi deber informarle de dónde vienen las criaturas. Qué hacen un hombre y una mujer cuando se quedan a solas. Yo voy impedir que este matrimonio se deshaga. Voy a darle a mi hijo la educación necesaria.

ELEONORA: Al fin!! ¿Necesita un pizarrón? ¿Tizas de colores, libros de anatomía?

PAULINA: Por supuesto.  Es un momento culminante. Mi hijo va a perder su inocencia

ANTONIO EMERGE POR LOS PIES DE LA CAMA CON CARA DE PANICO.

NTONIO: Yo no quiero perder nada mamá....

APAGON

 


SEGUNDO ACTO

DOS NOCHES DESPUES EN EL MISMO CUARTO.

CONTRA LA PARED DEL FONDO, SOBRE LA CABECERA DE LA CAMA, SE HA INSTALADO UNA PANTALLA. ANTONIO VISTE UN TRAJE CON CHALECO Y TIENE ASPECTO DE COLEGIAL APLICADO. PEINADO A LA GOMINA, ZAPATOS MUY LUSTRADOS.  SU MADRE TIENE PUESTO UN DELANTAL DE MAESTRA Y UN PUNTERO EN LA MANO. EN LA PENUMBRA VEMOS LAS PRIMERAS DIAPOSITIVAS DE UN AUDIOVISUAL TITULADO “LA EDUCACION SEXUAL DE ANTONIO”. ESTE AUDIOVISUAL QUE ABRE EL SEGUNDO ACTO, ESTARA DISEÑADO ESPECIALMENTE POR PAULINA PARA SU HIJO Y CONSTARA DE FOTOGRAFIAS ALTERNADAS CON DIBUJOS  HUMORISTICOS ESPECIALMENTE CONCEBIDOS. ESTOS DIBUJOS SERAN INGENUOS, TIERNOS Y DIVERTIDOS. NO HABRA NADA LESIVO NI PORNOGRAFICO EN LA IMAGEN YA QUE DEBEN DAR LA SENSACION DE ESTAR DESTINADOS A REVELARLE EL ORIGEN DE LA VIDA Y EL ACTO SEXUAL A UN NIÑO DE SEIS AÑOS. LA VOZ DE PAULINA SE OYE EN OFF GRABADA ESPECIALMENTE PARA EL AUDIOVISUAL, AUNQUE, TANTO ELLA COMO ANTONIO, HARAN ACOTACIONES Y COMENTARIOS EN VIVO, EN ESCENA.

PAULINA CON EL PUNTERO SEÑALARA LO QUE CONSIDERE MAS GRAFICO DE CADA DIAPOSITIVA.

EL AUDIOVISUAL COMIENZA CON LOS TITULOS:

“LA EDUCACION SEXUAL DE ANTONIO” A CARGO DE LA FAMOSA AUTORA DE BEST SELLERS. PAULINA MINCENS. (SU MADRE)

DIAPOSITIVAS 

VOZ DE PAULINA GRABADA
ANTONIO BEBE (FOTO)   “Una vez, cuando eras pequeño, me preguntaste de dónde venían los niños”.

DIBUJO MUY GRACIOSO DE UNA CIGÜEÑA CON BEBE 

“Te contesté inmediatamente que una preciosa  cigüeña te había traído de París el día de mi cumpleaños”.

DIBUJO DE UN GATO CON UN BEBE COLGADO DEL BIGOTE

“Otra vez, cuando eras un poco más adulto, te revelé que te había traído un gato negro, colgado de un bigote para el día de mi cumpleaños…”

DIBUJO DE LA RIDICULA TIACARMONA CON PAQUETE CON BEBE DE REGALO 

“También te dije, más adelante, que en realidad fue tu tía Carmona quien te encontró en la calle y te trajo en un paquete como regalo del día de mi cumpleaños”.

DIBUJO DE UN FAJO DE DINERO DONDE HAY UN BEBE ENTREVERADO 

 “En otra ocasión te dije que te encontré mezclado en un fajo de dinero que cobré por la venta de mi primer best seller, justamente el día de mi cumpleaños”.

DIBUJO HUMORISTICO DE MUJER

Hijo: ha llegado el momento de que sepas Que a los niños los hacen los adultos.

GORDITA Y SIMPATICA DESNUDA. DIBUJO EN EL MISMO ESTILO DE UN HOMBRECITO PANZON Y PELADO

                                                                                   Uno de los adultos debe ser mujer. Y el otro, hombre.

AMBOS TOMADOS DE LA MANO SE MIRAN.  

“Este hombre y esta mujer se atraen.   Eso se llama deseo”.

ESOS MISMOS PERSONAJES BAÑÁNDOSE EN UNA BAÑERA.

“Si los ponés adentro de una bañera juntos, advertirás inmediatamente algo llamativo”.

LOS PERSONAJITOS DESNUDOS SEÑALÁNDOSE MUTUAMENTE LOS PECHOS EN ACTITUD PICARESCA 

“Lo primero que notarás, es que el hombre tiene el pecho liso. En cambio la mujer tiene dos bultos redondos. Esos bultos redondos tienen muchos nombres. Algunas personas los llaman “tetas”. Otros, “senos” o “pechos” o “pechugas”.

DIBUJOS DE LOS PERSONAJITOS MIRÁNDOSE PUDOROSAMENTE EL SEXO.

“Ahora fíjáte un poco más abajo, Antonio. De la cintura para abajo notarás que entre el hombre y la mujer hay otra gran diferencia”.

PRIMER PLANO DEL MISMO DIBUJO PERO DE LA CINTURA PARA ABAJO 

 “El tiene algo que le cuelga entre las piernas. Y ella tiene en cambio una ranura. Eso que al hombre le cuelga entre las piernas también tiene muchos nombres: “pito”, “pirulo”, “pene” o “pistola”.

 También algunos, graciosamente, lo llaman “pajarito”.

Vos podes llamarlo como más te guste, pero lo más importante es que lo uses Antonio”.

DIBUJO PICARESCO DEL HOM BRECITO Y DE LA MUJERCITA HACIÉNDOSE MIMOS.

“La ranura que la mujer tiene entre las piernas se llama “pepa”, “cosita”,”.

BAILAN ARRIBA DE LA CAMA. SE BESAN. 

“Cuando los dos juguetean y se aproximan, al hombre el pajarito se le pone tieso y a ella se le humedece la cosita”.

SE SUCEDEN DISTINTAS POSTU RAS EVOCANDO AL KAMASUTRA. 

“Ha llegado la hora de hacer el amor.

HACEN PIRUETAS. SE HAMACAN. 

"Lo saben pero lo demoran”.

SALTAN POR UN PRADO CON FLORES Y FINALMENTE SE ACOPLAN. 

 “El introduce el pajarito en la pepa y se menean en forma muy calurosa”.“Esto también tiene muchos nombres”.

DIAPOSITIVAS MUCHO MÁS VELOCES DEL HOMBRECITO Y  LA MUJERCITA EN LAS POSICIONES DEL KAMASUTRA REALMENTE EXTRAVAGANTE, GIMNASTICAS, VIRTUOSISTICAS. 

              “Copular”, “fifar”, “follar”, “hacer el amor”. Es algo muy divertido que tiene una parte principal en la que se  siente una catarata de sensaciones inolvidables, beodas de su propia felicidad, carnadura primordial del placer, también llamado “ORGASMO””.

 “En el orgasmo el hombre y la mujer se contorsionan, aúllan”

HOMBRECITO Y MUJERCITA AULLANDO. HOMBRECITO MORDIENDO LA OREJA DE MUJERCITA 

“Se llaman mutuamente, se muerden las orejas y, hacia la cúspide inesperada, él dispara un líquido espeso y blanco que ella recibe en su interior.,El liquido se llama  “semen””.

LOS DOS CAEN RENDIDOS Y DUERMEN  

“Los dos han sido felices. Ahora duermen. Bueno, de allí has venido, Antonio”.

SE ENCIENDEN LAS LUCES. ANTONIO MIRA A SU MADRE AZORADO.

PAULINA: Ahora ya sabes todo. Eres un hombre, hijo mío. Voy a llamar a tu mujer.

SALE PAULINA. ANTONIO AGUARDA. ENTRA ELEONORA MUY SENSUAL Y SEDUCTORA.

ANTONIO: ¿Y mi mamá?

ELEONORA: Se fue, querido. Estamos solos. El mundo nos pertenece. Me dijo que eras un alumno excelente, que ya lo sabías todo. (LO BESA EN LA BOCA) Estoy esperando que me demuestres tus conocimientos.

ANTONIO: “El hombre tiene el pecho liso. En cambio la mujer tiene dos bultos redondos”.

ELEONORA SEXY, DISPUESTA. ÉL ESTA TIESO Y DIDACTICO. REPITE COMO UN BUEN ALUMNO:

ANTONIO:  “Podemos llamarlas “pechugas” si queremos”

A ELEONORA LE DESAGRADA LA PALABRA.

ELEONORA (FURIOSA): ¿Pechugas mis… preciosos senos? (TRATANDO DE RECUPERAR SU CLIMA EROTICO) ¿Qué más te enseñó tu mamá?

ANTONIO: “Fijáte vos que, de la cintura para abajo, notarás una gran diferencia que me cuelga entre las piernas: la pistola.”

ELEONORA: ¿Pistolas y pechugas? ¿Eso te ha enseñado tu madre?.

ANTONIO: Eso, y que después al hombre se le pone tiesa la pistola y se la mete en la ranura, mientras bailan, o se meten en una bañadera, o se muerden una oreja, y lo mejor es… es cuando (REPITE RAPIDO) el hombre y la mujer copulan, que es algo divertido que tiene una parte principal en la que se siente una catarata de sensaciones inolvidables, beodas de su propia felicidad, carnadura primordial del placer, también llamado orgasmo. ¿vos habías oído hablar de eso?

ELEONORA: ¿Vamos a la cama?

ANTONIO: ¿No me felicitás? Por lo bien que aprendí la lección… digo.

ELEONORA: Bueno, te felicitaré en su debido momento. Diste el examen teórico. Ahora falta la parte práctica

ANTONIO: No,  Eleonora. Yo sólo aprendí la parte teórica.

ELEONORA: Pero una es el complemento de la otra. (LO ARRINCONA, EL RETROCEDE) La parte práctica, Antonio.

ANTONIO: (EN PANICO) No había parte práctica. Te lo aseguro. Eran unos dibujitos muy didácticos. Teóricamente estoy listo

ELEONORA: ¿Y prácticamente?

ANTONIO: Prácticamente voy a desaparecer  (SE METE DENTRO DEL PLACARD Y CIERRA POR DENTRO. ELEONORA TRATA INÚTILMENTE DE ABRIR LA PUERTA)

ELEONORA (GOLPEA): Antonio… salí. Antonio, salí

ANTONIO: Llámala a mi mamá.

ELEONORA: ¿A tu mamá? Basta de mamá. (TOMA EL TELEFONO. BUSCA LA GUIA) sexología sexotrapia. Sexomania. Sexoabierto. Sexólogo. Eso: Sexólogo. Voy a llamar a un sexólogo. (MARCA) Hola … con el sexólogo…? Mire, despiértelo porque es un servicio de urgencia. Tengo a mi marido adentro del placard.

APAGON

 

TERCER ACTO

ESTA ESCENA TRANCURRE DOS DIAS DESPUES EN EL MISMO DORMITORIO IMPACIENTES, ELEONORA Y ANTONIO ESPERAN AL SEXOLOGO.

ANTONIO: ¿Pero por qué tenemos que buscar a un tipo por la guía, teniendo tantos amigos que nos podrían recomendar un sexólogo con cierta reputación?.

ELEONORA: ¿Y el oprobio?¿Querés que le cuente a mi amiga Mariana nuestra frondosa vida privada? Mañana todas nuestras parejas amigas se reirán de nosotros.

ANTONIO: Prefiero eso que ponerme en manos de un desconocido.

ELEONORA: Y yo prefiero ponerme en manos de un desconocido, que eso.

ANTONIO: ¿Y por qué no vamos al consultorio?

ELEONORA: El sexólogo manifestó que prefiere ver el recinto.

ANTONIO: ¿Qué recinto?

ELEONORA: El recinto donde transcurre el acto.:El perito prefirió apersonarse.

ANTONIO: ¿Por qué usas esa terminología congelada?

ELEONORA: Fueron sus palabras: “El perito prefiere apersonarse”.

ANTONIO: No soporto la sola idea de su presencia aquí.

ELEONORA: Habituáte a soportarla porque está por llegar.

ANTONIO: Suspendé. Llamálo, vamos a intentar copular sin que se apersone el perito (SE BAJA LOS PANTALONES)

ELEONORA: ¡Vulgar!¡ Insensible! ¡Procaz!

ANTONIO: ¿Y el perito qué es?

ELEONORA: Un hombre de ciencia.

SUENA EL TIMBRE.

ELEONORA: Te ruego que te subas los pantalones. Y que exhibas cierto decoro.

ANTONIO SE  SUBE VELOZMENTE LOS PANTALONES. ELEONORA ABRE LA PUERTA. ENTRA UN HOMBRE FORNIDO VESTIDO DE POLICIA DEL SERVICIO DE MOTOCICLISTAS O ALGO ASI. EL ASPECTO ES FRANCAMENTE MILITARIZADO. SE MANEJA  EN EL ESPACIO COMO SI ESTUVIESE ACOSTUMBRADO A HACER MUCHOS ALLANAMIENTOS. SU SOLA PRESENCIA IMPONE MIEDO. ELLOS RECULAN

SEXOLOGO: ¿Aquí pidieron un servicio?

ANTONIO Y ELEONORA NO ENTIENDEN NADA. NO ES REALMENTE EL ESTILO DE PERSONALIDAD QUE ESPERABAN.

ELEONORA: Debe haber un error.

ANTONIO: Nosotros esperábamos un sexólogo.

SEXOLOGO: Soy yo.

AZORAMIENTO. ELEONORA Y ANTONIO SE MIRAN DESCONCERTADOS

SEXOLOGO: ¿Qué pasa?

ELEONORA: Bueno, esperábamos a un tipo de personalidad diferente. Quiero decir… más bien intelectual, con anteojos, flaquito, no sé cómo decirle…tipo psicólogo o psiquiatra.

SEXOLOGO: ¿Pero no llamaron a un sexólogo?

ELEONORA: Sí, por la guía.

ANTONIO: Marcaste el número de la policía.

SEXOLOGO: Marcó mi número. Sexólogo. (SACA EL CARNET)

ELEONORA: (LEE) Sí, es verdad. El carnet lo atestigua. (SE LO MUESTRA A ANTONIO).

ANTONIO: ¿Pero yo me voy a poner en manos de un carnet? ¿Yo me voy a entregar a un tal Saturnino Troncoso?

SEXOLOGO: Me están haciendo perder un tiempo precioso. Y mi tiempo vale mucho dinero. Y mi paciencia es corta. Abordemos el tema. ¿Así que las cosas no funcionan en la cama?

(SE ARROJA CON GRAN IMPUNIDAD EN LA CAMA Y PEGA GOLPECITOS CON SU CACHIPORRA).

ANTONIO: ¿Quién dijo eso?

ELEONORA: Es verdad. Al sexólogo no le podemos mentir, Antonio. No funcionan.

ANTONIO: ¡No voy a discutirlo con la Policía!

ELEONORA: ¡Es un sexólogo!

SEXOLOGO: Mano de obra desocupada. Hacemos lo que podemos. Antes perseguíamos psicólogos , ahora perseguimos lo que venga. La Democracia nos ha arruinado. Pero dijimos: “Muchachos, cambiemos de rubro”. Yo, por ejemplo, estoy destrozando homosexuales. Es un buen rubro. Y ahora empieza a llamarme también gente...gente.... como ustedes.

ELEONORA: Necesito una aspirina. Me duele mucho la cabeza.

ELEONORA: Señor Troncoso… entonces ¿usted es … un ex torturador? ¿O algo de eso?

SEXOLOGO: No hay prueba. Ahora tengo carnet habilitado. Puedo circular con alegría. ¿me ven alegre? (SE RIE) ¿Me ven suelto de cuerpo y de alma? (PEGA EN EL AIRE PATADAS DE KARATE)Vendo sexo duro. Ayudo a la población a estar entretenida investigando sus propias represiones. Me asesoró un psicólogo que “limpiamos” hace unas décadas.

ANTONIO: No entiendo cómo pudo pasarnos esto.:      ¡Durante las peores épocas éramos inocentes! Nadie nos molestaba. Y ahora tenemos un parapolicial metido en la cama.

ELEONORA: ¿La historia se da vuelta?

SEXOLOGO: Ella lo comprende muy bien. Antes el sexo era una cosa. Ahora es otra. (ABRE UN MALETIN REPLETO DE ARTICULOS DE CUERO) Si no probaron el sexo duro, no pueden hablar de sexo. El sexo es castigo. (SE SUBE A UN MUEBLE (EXHIBE DISTINTOS ELEMENTOS COMO UN VENDEDOR AMBULANTE EN UN COLECTIVO)

El sexo implica un amo y un esclavo.

Implica un humillador y un humillado.

Implica un tirano y un súbdito.

Un rey y un vasallo.

Un macho duro y una hembra asustada, eso es el sexo, lo demás son pavadas.

¿Quién es el macho de esta casa?

ANTONIO: (LEVANTA LA MANO CON CIERTO ENTUSIASMO) Yo, señor.

SEXOLOGO: Bien, muchacho. Te felicito. Ganaste la batalla. Ser hombre es mucho mejor que ser mujer.

ANTONIO: ¿Le parece?

SEXOLOGO: ¿Le cabe alguna duda? El hombre es superior a todo. Lo demás es inferior al resto. Le tiene que  entrar en la cabeza.

ANTONIO: Que buena noticia!!!!

SEXOLOGO: Este es tu traje de macho dominador. (LE DA UN TRAJE IDENTICO AL DE ÉL. ANTONIO SE LO COLOCA ENTUSIASMADO) Ahora las cosas empiezan a tomar color.

ELEONORA: Creo que realmente me equivoqué. (ASUSTADISIMA) La guía no era un lugar indicado para buscar un sexólogo. Naturalmente podía aparecer cualquiera  como usted.

ANTONIO: ¡Inferior! Deleznable. Ni siquiera confías en la guía oficial! (YA EN SU PERSONAJE)

SEXOLOGO: ¿No se siente mejor? ¿No se siente realmente supremo? (SACA CADENAS) Señora, este es su traje de esclava. Es la nueva manera de legalizar la violencia. En vez de liquidarlos nosotros, se liquidan entre ustedes.. ¿Usted lo conoció al Marqués de Sade?

ELEONORA: Me parece que lo vi una vez en una fiesta.

SEXOLOGO: Entonces póngase esas cadenas y déjese de moverse como una  mujer liberal. No soportamos a las liberadas.

ANTONIO: Ni a las que comen galletitas. (REVOLEA UN LATIGO) Las vamos a pasar por la parrilla.

ELEONORA: Yo me opongo.

SEXOLOGO: Bueno, así empieza la fiesta. La esclava se resiste. El dueño le da una buena paliza y la domestica. Después a la esclava le empiezan a gustar las palizas.

ELEONORA: A mí nadie me va a pegar.

ANTONIO: ¡Qué bien me siento!. Esto es otra cosa. Usted es un verdadero hombre de ciencia.  ¿Cuánto le debo, señor?

SEXOLOGO: Por los trajes 700. La visita 200. Las cadenas 1000

ANTONIO: ¡¡Mirá lo que me cuestan tus cadenas, inferior!!!

SEXOLOGO: El maletín con los elementos de tortura, 900. Redondeando con instrucciones y caja, 4500.

ANTONIO LE PAGA CON UN CHEQUE.

ANTONIO: Me deja contento.

ELEONORA: ¡Yo lo voy a denunciar a los tribunales!

SEXOLOGO:  Si se resiste déle más fuerte. ¡¡No afloje!!

ANTONIO: La voy a aniquilar (REVOLEA UN LATIGO). Se acabaron las galletitas. Se terminaron los camisones. (COMIENZA A PREPARARSE PARA CASTIGARLA. ELLA CORRE POR EL CUARTO.)

SEXOLOGO: Me voy tranquilo. Veo que la van a pasar muy bien. Los problemas sexuales de esta pareja, solucionados.

ANTONIO: (LE ESTRECHA LA MANO) Usted es un genio, señor. Me ha hecho macho solamente con nada.

SEXOLOGO: Es el prodigio fascista.

ANTONIO: (EL SEXOLOGO SE VA) Esclava, te voy a dejar hecha pelota.

ELEONORA:(CON OTRO LATIGO EN LA MANO Y UNA SILLA) Intentálo y vas a reventar como un sapo.

COMIENZA UNA BATALLA RIDÍCULA. PARECEN UN DOMADOR Y UNA LEONA. SE PELEAN CON TODO.

ANTONIO: Arrodíllate ante el macho. Manducadora de galletitas..

ELEONORA: ¿Vos creés que ésto tiene algo que ver con el placer?

ANTONIO:  Pagué 4.500 dólares por todas estas vestimentas eróticas, tenemos que usarlas.

ELEONORA: Eso es verdad, 4500 dólares, Nos hubiéramos hecho un viaje. (SE PONE UNA CADENA)

ANTONIO: ¿Y ahora me lo decís? Vení que te reviento, esclava. Inferior. El macho de la biaba. Imberbe.

RETOMAN LA PELEA CON FURIA. ELLA SE RESISTE. SE PEGAN. SE TRENZAN NUEVAMENTE EN UNA LUCHA HASTA QUE LAS LUCES DISMINUYEN HASTA

APAGON.

 

CUARTO ACTO.

AL ENCENDERSE NUEVAMENTE LAS LUCES, VEMOS EN SU PROPIA CAMA A ELEONORA Y ANTONIO TOTALMENTE VENDADOS Y ENYESADOS. POR EFECTO DE LAS JORNADAS DE SADOMASOQUISMO HAN QUEDADO VISIBLEMENTE LESIONADOS. AMBOS TIENEN UNA PIERNA ENYESADA Y COLGADA DEL TECHO, LAS CABEZAS VENDADAS Y DIVERSAS PARTES DEL CUERPO ENTABLILLADAS O ENYESADAS. ANTONIO TIENE LA CABEZA VENDADA Y UN BRAZO ENYESADO- ELEONORA ESTA VISIBLEMENTE FURIOSA. ANTONIO TRATA DE DARLE ANIMOS LEYÉNDOLE EN VOZ ALTA UNA BIOGRAFIA DEL MARQUES DE SADE.

ANTONIO: (LE LEE) “Sade nació en 1740. Tenía titulo de Marqués y pertenecía a una familia de la más alta aristocracia francesa”.

ELEONORA: ¡¡¡Me duele el coxis!!!

ANTONIO: (INMUTABLE) “…Su vida abarcó todo el período de la Revolución Francesa y murió el mismo año en que Napoleón abdicó…”(A ELEONORA)

ELEONORA: Yo creo que voy a morirme ahora si no parás de leer.

ANTONIO: Es una forma de atravesar este largo túnel que tenemos por delante. Encerrados. Enyesados. Inmóviles.

ELEONORA: En todo caso prefiero que me leas la vida de Troncoso. No será Marqués ni francés, pero es un torturador argentino y tiene mucho más que ver con nosotros.

ANTONIO: Él es el sumo sacerdote, nosotros sus devotos!!!

ELEONORA: Apelo al resto de cordura que te quede. Si tenemos que permanecer en este lecho por un lapso más o menos prolongado, abandoná esas ridículas posturas.

ANTONIO: Es que vos te resistías activamente a la sacrosanta esclavitud.

ELEONORA: ¿Y qué querés? ¿Que me dejara reventar a latigazos?

ANTONIO: Ese era el pacto ¿ De qué querés hablar? ¿De la soberbia ilimitada con que me devolvías cada uno de los sagrados golpes que te propinaba?

ELEONORA: Sí. Ese tema me encanta. Me reconcilia conmigo.

ANTONIO: No es Troncoso el que fracasó. Hemos fracasado nosotros.

ELEONORA: (COMPARTE ACTIVAMENTE ESA IDEA) ¡¡¡Por supuesto!!

ANTONIO: En eso estamos de acuerdo.

ELEONORA: Completamente. Ahora tenemos que pensar en el futuro.

ANTONIO: ¿A qué te referís?.

ELEONORA: Al fracaso. Entramos juntos en esta experiencia pero salimos separados, Antonio. Nuestras vidas están deshechas. Nuestros cuerpos destruidos. Ahora sólo nos queda decirnos adiós.

ANTONIO: (LA MIRA TRISTEMENTE) Así que este es el final.

ELEONORA: Veinte años comiendo galletitas y soñando frondoso. Y haciendo el amor el día del cumpleaños de tu mamá.

ANTONIO: Ahora ya no nos queda ni eso. Las galletitas eran ricas. Y el sector de Títulos Públicos desde cuya mesa flotante estaba sentado un hombre de cabellera blanca, llamando Circulación Monetaria… tenía su encanto.

ELEONORA: Ahora todo es pasado.

ANTONIO: Vos lo trajiste a Troncoso.

ELEONORA: Pero vos le pagaste en dólares el traje de macho victorioso.

ANTONIO: Era un traje precioso.

ELEONORA: ¡¡Mirá cómo me dejaste!!!

ANTONIO: ¡¡Vos no te quedaste atrás!!!

ELEONORA: ¡¡Tenia que defenderme!!! (SE ENFRENTAN FURIOSOS)

ELEONORA: Es natural,  “instinto de vida”.. (LO ENFRENTA AUN MAS)

ANTONIO: ¿Natural que me rompas una pierna? ¿Eso es natural en una pareja?

ELEONORA: Vos me quebraste la mano izquierda en dos.

ANTONIO: No quiero saber en cuántas partes quedó destrozada mi cabeza. Pero cada día tengo menos ideas. Y todas rotas.

ELEONORA: ¿Cómo se sigue con ésto? Está todo terminado. Prefiero una separación legal, digna y sin rencores.

Somos jóvenes. Podemos rehacer nuestras vidas.

ANTONIO: ¿Pensás volver a casarte?.

ELEONORA: A lo mejor, algún día…

ANTONIO: Entonces todo ha terminado.

ENTRA PAULINA, CON VARIAS PUBLICACIONES EN LA MANO, COMO SI HUBIERA ESTADO ESCUCHANDO DETRÁS DE LA PUERTA.

PAULINA: (COMO CONTINUANDO LA CHARLA) Me parece una idea  ridícula que se separen justo ahora que son  tan famosos.

ELEONORA Y ANTONIO LA MIRAN AZORADOS

ANTONIO: ¿Famosos?

PAULINA:  No hay una sola revista que no les dedique alguna nota. (LE MUESTRA. ELEONORA MIRA DE REOJO).Estuviste muy bien en contarle a los médicos que tus fracturas tenían un origen erótico.

ANTONIO: A los médicos… a la Policía… y a mi socio. Les tuve que explicar a todos que no habíamos tenido un accidente...Sexo duro...les dije

PAULINA: Eso te hizo famoso. Ahora todos te admiran. Notas y notas en todas las revistas. En esta sos tapa, recién enyesado. Y abajo dice. “El gran macho sádico”

ELEONORA: (CELOSISIMA) ¿Y yo no estoy en ninguna?

PAULINA: También: “La gran hembra esclava en el momento de ser entablillada” (ELEONORA MIRA LA REVISTA) Tengo una lista de doce periodistas de los principales medios que quieren entrevistarlos. En toda la ciudad no se habla de otra cosa que de lo que sucede adentro de este santuario. Manejando bien el negocio, nos podemos hacer millonarios.

ANTONIO: Es tarde, mamá. Es tarde para el éxito. Es tarde para la fama. Eleonora y yo nos estábamos separando.

ELEONORA: (REACCIONA) Dijiste muy bien. Nos “estábamos” separando. El verbo está conjugado en pasado.

ANTONIO: ¿Pero no decías hace cinco minutos…?

ELEONORA: Hace cinco minutos no sabía que éramos famosos.

PAULINA: No quiero molestarlos. Pero estaría encantada de que me nombraran su representante

PAULINA SE VA. ELEONORA Y ANTONIO SE QUEDAN SOLOS.

ELEONORA: Sos genial, Antonio (ENCADILADA)

ANTONIO: Un hombre común, tu ex –esposo. (RESENTIMIENTO)

ELEONORA: Antonio…Ahora quiero seguir encadenada a vos.

ANTONIO: (LA MIRA) Te gusta que imaginen…

ELEONORA: (ENTUSIASMADA) Me estimula que supongan que aquí dentro hay grandes festines de sexo salvaje!!! ¡¡Con razón me miraban en el sanatorio como si yo fuera una Diosa Profanada!!

ANTONIO: (SORPRENDIDO)  ¿Así te miraban?

ELEONORA: (AFIRMA ORGULLOSA) ¡¡Ahora comprendo esas actitudes veneradoras de todo el cuerpo de traumatólogos!!

ANTONIO: Contáme…

ELEONORA: ¡¡Querido, te adoro!! ¡No me habrás dado un orgasmo, pero me diste tanto prestigio!

ANTONIO: Vos concebiste este salto gigantesco. Sos realmente una diosa mítica.

ELEONORA: Pero vos lo llevaste hasta sus ultimas consecuencias!!

ANTONIO: ¿Sabés que te queda lindo ese aspecto de Momia?

ELEONORA: ¡¡Y a vos te sienta maravillosamente bien esa cabeza enyesada!!!

SE MIRAN ENCANTADOS Y FELICES. A PESAR DE LO INCOMODO QUE RESULTA, SE BESAN

APAGON

 

QUINTO ACTO.

ESCENOGRAFIA: EL MISMO DORMITORIO DE ELEONORA Y ANTONIO TOTALMENTE TRANSFORMADO EN UN TEMPLO SADOMASOQUISTA.

LA CAMA ESTA COLOCADA EN POSICION VERTICAL, A MODO DE PARRILLA DE TORTURA.

DEL TECHO PENDEN CADENAS. EN LAS PAREDES HAY DISTINTOS INSTRUMENTOS DE TORTURA EROTICA. TODOS MUY DELIRANTES Y SOFISTICADOS.

AFUERA LOS PERIODISTAS PUGNAN POR ENTRAR, PERO PAULINA, VESTIDA EN TRAJE DE CUERO, ADMINSTRA LOS INGRESOS.

AL ENCENDERSE LAS LUCES, ELEONORA VESTIDA EN TRAJE DE ESCLAVA EGIPCIA CON ESCAMAS DORADAS, ESTA ATADA A LA CAMA VERTICAL.

ANTONIO, VESTIDO CON SU EQUIPO DE CUERO Y LATIGO EN LA MANO, SIMULA CASTIGARLA CORPORALMENTE.

UN FOTOGRAFO DE UNA REVISTA NORTEAMERICANA LOS FOTOGRAFIA EN EXCLUSIVIDAD. ES ALTO, RUBIO Y TIENE UNA GRAN CANTIDAD DE MAQUINAS PARA FOTOGRAFIARLOS.

LA ESCENA ESTA ILUMINADA CON FOCOS ESPECIALES Y PARECE UN SET FOTOGRAFICO.

HAY UNA MAQUILLADORA QUE VA DIBUJANDO MARCAS ROJAS EN EL CUERPO DE ELEONORA COMO SI FUERAN EFECTOS DE LOS LATIGAZOS.

PAULINA, EN LA PUERTA DEL DORMITORIO, DISCUTE CON UN PERIODISTA.

MIENTRAS TANTO EN DISTINTAS POSTURAS, Y CON FRANCA INTENCIONALIDAD ERÓTICA, ANTONIO Y ELEONORA POSAN PARA EL FOTOGRAFO.

PAULINA: (AL PERIODISTA QUE ESTA AFUERA) No, señor. La entrevista que yo le concedí a su revista es para dentro de dos horas.

OFF DEL PERIODISTA: A mí confirmaron este horario, señora.

PAULINA:  Imposible. Ahora están siendo fotografiados en exclusividad para una revista norteamericana.

OFF DEL PERIODISTA: ¿Y eso qué tiene que ver? Yo solamente quiero hacerles un reportaje. Lo mío son preguntas

PAULINA: No, señor. ¡Los desconcentra! Usted tiene una cita concertada a otra hora.

OFF DEL PERIODISTA: ¡Esto se va a saber, señora!!

PAULINA:   ¿Qué es lo que se va a saber?

OFF DEL PERIODISTA: Que ustedes privilegian al imperialismo yanqui. La nuestra es una publicación sadomasoquista nacional y popular .¿O acaso no hemos tenido nuestra propia dictadura? El sadismo argentino goza de enorme reconocimiento mundial. Treinta mil desaparecidos ¿no es un buen número????¿Necesitan más???? (EMPUJA)

PAULINA: Pero ellos pagan en dólares.

EL PERIODISTA EMPUJA TRATANDO DE ENTRAR. PAULINA HACE FUERZA EN SENTIDO CONTRARIO. HAY UNA CADENA EN LA PUERTA QUE IMPIDE EL INGRESO DEL PERIODISTA. MIENTRAS TANTO EL FOTOGRAFO Y LA MAQUILLADORA SIGUEN TRABAJANDO. LA MAQUILLADORA TIÑE CON ANILINA ROJA LA BOCA DE ELEONORA COMO SI MANARA SANGRE.

FOTOGRAFO: (A ELEONORA EN INGLES) Please, madame, moan!!!

Please madame, moan!!!

ELEONORA: No entiendo lo que me dice.

FOTOGRAFO: Please, madame, moan!! Simulate more suffering!!

ELEONORA: ¿Qué me dice, Antonio?

ANTONIO: Mamá. Vení.

PAULINA DA UN PORTAZO Y VA.

PAULINA:  What do you want, sir?

FOTOGRAFO: I need her to distort!

PAULINA: (TRADUCIENDO) Necesita que te contorsiones

FOTOGRAFO: I need a crazy face!!!

PAULINA: Necesita una cara de loca!!!

ELEONORA TRATA DE SATISFACER LAS DEMANDAS. CON GESTO.

FOTOGRAFO: I need to photograph a distroyed body!!!

PAULINA:  Necesita fotografiar un cuerpo destruido!!!

FOTOGRAFO: As thought a big missile had pierced her innars. (ENFATICO. CONVENCIDO. EXIGENTE)

PAULINA: Como si un gran misil hubiera penetrado en tus vísceras (TRADUCE, COMPENETRADA, ENFATICAMENTE)

ELEONORA  ¿Qué?

ANTONIO: (GRITA A ELEONORA) Como si un gran misil hubiera penetrado en tus    vísceras, querida!! (PONE CARA Y POSE DE TORTURADOR)

FOTOGRAFO: (A ELEONORA) I want you to pretend to be a victim of a huge.

PAULINA:  ¿No estará exagerando?

ELEONORA: ¿Qué quiere ahora?

PAULINA:  Necesita que simules ser víctima de un gigantesco tanque de guerra sexual que derrama semen mortífero.

ELEONORA: Decíle que voy a intentarlo.

PAULINA: (AL FOTOGRAFO) She will try it.

FOTOGRAFO: Okay!!! (ENTUSIASMADO)

ELEONORA INTENTA POSAR EN BASE A ESAS DEMANDAS. SE CONTORSIONA. GIME. ANTONIO LA COMPLEMENTA CON RIDICULAS POSTURAS DE TORTURADOR EN LAS QUE LO COLOCA EL FOTOGRAFO. EL FOTOGRAFO TOMA UNAS CUANTAS TOMAS ASI. GOLPES EN LAS PUERTA

PERIODISTA LOCAL EN OFF- ¡¡ Por una política sadomasoquista nacional!!!

Por la defensa del sadomasoquismo patrio!!

(GOLPEA LA PUERTA) Por la apertura de nuevos mercados a la prensa amarilla propia!!! Por una pornografía que nos exprese!!! Abran esta puerta!!!

ANTONIO: ¿No habrá manera de sacar a ese tipo?

PAULINA: No podemos indisponernos con la prensa amarilla local. Hay que cuidar los dos frentes. El nacional y el internacional.

ANTONIO: ¿Pero es necesario tener el frente nacional ahí en la puerta rompiéndonos los tímpanos?

PAULINA: ¡¡Se ahoga!!

FOTOGRAFO: (A PAULINA) I need her raving eyes, her tornoff nails, her breasts ripped away and her sex corrupted by metallic sounds!!! (MISTICAMENTE POSEIDO POR SUS PROPIAS IMÁGENES)

PAULINA: (TRADUCE A ELEONORA) Necesita tus ojos desvariados, tus uñas arrancadas, tus pechos lacerados, tu sexo corrompido por sonidos metálicos. (EXALTADA)

ANTONIO: ¿Y eso cómo se logra? (DESESPERADO)

ELEONORA: Mis ojos puedo desvariarlos, pero ¡¡no me voy arrancar las uñas!!. (DEFENDIÉNDOSE)

PAULINA: Querida… con lo que nos pagan, después te podes comprar unas uñas de oro!!!Ver el contrato!!

PAULINA: No podemos perder tiempo. Hay muchos medios esperando.

FOTOGRAFO: (EXIGENTE) I‘ ve  travelled to this unknown and undiscovered country, and we paid dollars cash to ensure a true south american grieff!!!!!

PAULINA: Dice que él viajo hasta este ignoto país y pagaron cash en dólares para asegurarse un dolor sudamericano genuino!!!

FOTOGRAFO: Por favor, te pide que le des ese dolor sudamericano genuino!!!

ELEONORA: (CHILLA) Ay! Ay! Ay! Ay! Ay! Es bastante genuino y sudamericano?

FOTOGRAFO: More, madame, more!!!

EL FOTOGRAFO TOMA MÁS FOTOS. ELLA SE CONTORSIONA. ANTONIO SIMULA CASTIGARLA.

EL FOTOGRAFO QUEDA FINALMENTE SATISFECHO. PARA AMBIENTAR PONE MUSICA BELICISTA. SONIDO DE AMETRALLADORAS

Okay here it is our victim of a huge sexual war tank!

AVANZA COMO SI SU CAMARA FOTOGRAFICA FUERA UN TANQUE DE GUERRA. HACE SONIDOS DE GUERRA.

Violence!! Dead!! Blood!!

PAULINA: (TRADUCE)  Violencia, muerte, sangre!!!

LA MAQUILLADORA LLENA A PAULINA DE ANILINA ROJA

EL FOTOGRAFO ENTUSIASMADO SE RIE Y FOTOGRAFIA CON FERVOR LA ESCENA DE FLAGELACION SIMULADA.

FOTOGRAFO: (ENCARA A ANTONIO) I need more sadism man, I need to          photograph cruel bloody condition.

PAULINA:  Más sadismo, hombre. Necesita fotografiar una cruel situación sanguinolienta.

FOTOGRAFO: I need to capture Satan´s face killing his own sudden and violent perturbations of towns and nations and people and animal and plants

PAULINA:  Necesita capturar el rostro de Satán matando sus propias conflagraciones y sus violentas perturbaciones de ciudades y naciones y gente y animales y plantas

ANTONIO:  Yo no sé hacer todo eso.

EL FOTOGRAFO EXAGERA LAS POSTURAS DE ANTONIO. LO COLOCA EN

GESTOS SADICOS. LO MONTA SOBRE UNA SILLA Y LE PONE UN LATIGO EN LA

BOCA DE LA QUE CHORREA UN LIQUIDO ROJO. PIDE MAS AMBIENTACION

SONORA. MISILES Y BOMBAS EXPLOTANDO. DESPUES LO FOTOGRAFIA

COPIOSAMENTE CON ACTIVA COLABORACION DE LA MAQUILLADORA.

FOTOGRAFO: Sadistic. Sadism, sadist, sadistical… (SE RIE)

PAULINA: Sádico, sadismo, sadista, sadistico… (SE RIE)

FOTOGRAFO: From South America to the rest of the world!!

PAULINA… de Sudamérica para el resto del mundo!!

FOTOGRAFO: Fine, you are real y brutal and your actions are really stupid!!

PAULINA: Fantástico, tú eres realmente brutal y tus acciones son realmente estúpidas. (ANTONIO SE ENORGULLESE)

FOTOGRAFO: Now pretend to copulate your slave with fictional odium.

PAULINA: Ahora simula copular a tu esclava con odio ficticio.

ANTONIO:  ¿Eso también está en el contrato?

FOTOGRAFO: Keep silent!! Stop talking!! (FEROZ) I need fictional odium. I bought fictional odium!!

PAULINA: Silencio, deja de hablar. Yo necesito odio ficticio. Yo compré odio ficticio!!!

ELEONORA: Tiene razón, el señor. El compró una copulación sacrílega, pretende que simules introducirme alambres de púas que distorsionen mi vagina, quiere exportar el simulacro de una escena sexual falsa entre un sádico sudamericano y una esclava egipcia nacida en Buenos Aires.

El viajó desde lejos para tomar de cerca un acto salvaje de vejación subdesarrollada, entre un macho armado hasta los dientes con cadenas tortuosas y una hembra reducida a la nada minúscula de un placer mentiroso, que se gesta en este templo donde se vende dolor mentido. Dáme con todo, Antonio. Pero sin tocarme (MISTICA.  ENTREGADA)

FOTOGRAFO: Yes, yes, yes… That´ s what I bought!!!

PAULINA:  Sí, Sí, sí, eso es lo que compré

ELEONORA: El requiere llevarse en su valija imágenes directas de una humillación espantosamente simulada, con anilina roja y aullidos folklóricos para los camioneros de Nueva York que se masturban con sus revistas. (FELIZ DE INTERPRETAR AL FOTOGRAFO).

FOTOGRAFO: That´ s true!! (ENCANTADO DE LA COMPRENSION Y DUCTILIDAD DE ANTONIO Y ELEONORA, Y DE LAS CONVINCENTES Y DIDACTICAS EXPRESIONES DE ELLA QUE  ESTIMULAN A ANTONIO)

FOTOGRAFO: Okay, thank’ s,  its enough for me.

PAULINA: (DESATANDO A ELEONORA) Okay  es bastante para él. Ha terminado.

ELEONORA CAE ENCIMA DE PAULINA.

ELEONORA: Terminado. Sí, terminado.

SOBRE ESTA IMAGEN LAS LUCES DISMINUYEN HASTA APAGON.

 

SEXTO ACTO

The happy end.  

SOBRE LA PARED DEL FONDO SE PROYECTAN POSTERS

SADOMASOQUISTAS DE ELLOS DOS.SON DE ALTO IMPACTO VISUAL Y SE LOS VE MUY PRODUCIDOS Y  EN EL ROL.

HAN PASADO UNOS MESES.

ANTONIO Y ELEONORA ESTAN TIRADOS EN LA CAMA,SOLOS.

EL EN CALZONCILLOS,ELLA COME GALLETITAS.

ELEONORA:Querido...no podríamos....?

ANTONIO:¿VOS Y YO?

ELEONORA: Es que hoy es el cumpleaños de tu mamá...y se nos está pasando....

ANTONIO: Noooo!!!!

ELEONORA.Nos toca....El festín de todos los años....(SEDUCIÉNDOLO)

ANTONIO(INMUTABLE:)Eleonora ,la insaciable......

Eleonora: Extraño nuestro día de amor...era uno,pero era algo.

ANTONIO:Cuando se escala posiciones en la vida,siempre hay que renunciar

a algo.La felicidad querida,tiene su costo.

ELEONORA:¿La felicidad era esto?(COME ANGUSTIADA GALLETITAS A TODA VELOCIDAD)

ANTONIO:Claro....La felicidad es esto!!!! Tocala,sentila,

Vivila....(SE VISTE PARA QUE QUEDE CLARO QUE NO VA A PASAR NADA

SEXUAL ENTRE ELLOS.SE PONE ROPA DE FIESTA.TIPO SMOKING.)

ELEONORA:(SE TOCA) Somos tan felices (LLORA)

ANTONIO:(LLORA) Lloro de felicidad....

LLORAN JUNTOS.

ELEONORA: Yo también....lloro de felicidad.(SE MAQUILLA Y SE EMBELLECE)

ANTONIO: No le digas a nadie que la felicidad nos hace llorar tanto

ELEONORA:No te preocupes.....Es una felicidad tan íntima....

LLORAN A DUO.

ANTONIO:  Es una felicidad tan perfecta...

ELEONORA: Tan feliz....

GOLPEAN LA PUERTA.ANTONIO Y ELEONORA SE SECAN LAS LAGRIMAS

Y AL UNÍSONO DIBUJAN EN SUS ROSTROS UNA SONRISA EXAGERADA

Y RESPLANDECIENTE.

ELEONORA ABRE

ES PAULINA.ENTRA CON UN VESTUARIO DE CUERO,,LATIGOS,BOTAS.

MUY LLAMATIVA.

PAULINA:¿Interrumpo algo...? Como hoy es mi cumpleaños...pensé que

ELEONORA Y ANTONIO: Feliz cumpleaños...

LA RODEAN.LA ABRAZAN.

PAULINA: Se que es el día ....en que no debo molestarlos..

ELEONORA: Ya no tenemos ningun día...(SONRÍEN AMBOS FORZADAMENTE)

En que no nos pueda molestar Paulina.....

PAULINA: Que feliz me hace escucharte querida....entonces ya no...

ANTONIO: Estamos curados compoletamente.

ELEONORA: No tenemos más nuestro día....

PAULINA: Qué hermosa noticia....Tienen los 365 días del año para dedicarlos

A las demandas del mercado.....!!!!

ANTONIO: ¡liberados!!!!! Estamos liberados....Ya no tenemos problemas sexuales

Porque ya no tenemos sexo....

PAULINA: Esto no puede salir de estas cuatro paredes....nos perjudicaría

terriblemente....Yo les manejo una carrera brillante.....

Así que ....nadie ha escuchado estas confesiones....ni siquiera yo...

Ustedes son un  modelo de felicidad ....para toda la sociedad....

ANTONIO: No te preocupes....nunca nadie sabrá nada...

ELEONORA: Justamente hablábamos de eso...de lo felices que somos....

PAULINA: Somos los seres más felices de la tierra....

LOS TRES SE ESTRECHAN EN UN ABRAZO....

ANTONIO: Que bien que hicimos todo....que orgulloso me siento de los tres....

ELEONORA: Nunca creí que íbamos a tener un final tan feliz....

ANTONIO: tan...tan feliz....

LOS TRES(LLORAN ).tan...tan feliz........}

DEJAN DE LLORAR.SONRÍEN.

PAULINA: Es el mejor cumpleaños de mi vida....

ELEONORA: Usted es tan sensible Paulina...gracias por ayudarnos a ser felices...

PAULINA.mi felicidad es la de ustedes.

ANTONIO Y ELEONORA: Nos lo imaginábamos!!!!!!

LOS TRES BRINDAN CON CHAMPAGNE.

LAS LUCES BAJAN.FIN DE LA OBRA.

horizontal rule

E-mail: dianaraz@argentores.org.ar                                                                                                                                    Espacio cedido por ARGENTORES