Al Rabino
Principal Arriba El profeta Al Rabino El cofre

horizontal rule

AL RABINO MENAJEM, DEL BARRIO DE FLORES

 

Las señales que inventa la penumbra

tienen de familiar tus ojos claros

apenas dibujados por la lluvia

por la lluviosa lluvia dibujados.

La noticia estrujada

en tu silla amarillenta

no ha logrado apagar

la bella melodía que has cantado.

 

Pero además tus escrituras:

los rollos de la letra sagrada en tu mirada.

Tu maleta que desleída, guarda pájaros.

Tu sendero que avanza hacia el errante asilo del abecedario.

 

Lejos queda tan lejos adentro de tu abrazo.

Cerca queda tan cerca adentro de tu abrazo.

 

Como entonces, rabino, te pregunto

si puedo sentarme al lado tuyo

a escuchar cómo enciendes la Torá.

Asientes, entre arbolitos blancos y cantas a Adonai.

 

Tengo la vaga sensación futura

de verte bajar por la ladera del jardín del Edén.

Vienes vestido de blanco con riguroso traje de nada.

Traes aquel surtidor de plumas que te permite volar.

 

Sacas caramelos de los bolsillos

y mientras los repartes

sonríes como si supieras algo del corazón.

horizontal rule

E-mail: dianaraz@argentores.org.ar                                                                                                                                    Espacio cedido por ARGENTORES